Amigos que me siguen..

domingo, 19 de junio de 2016

BIZCOCHO DE ZANAHORIA Y NUECES CON FROSTING DE QUESO

   Las fotos de esta receta las daba por perdidas, las he encontrado por casualidad en una carpeta que no tenía nada que ver con el tema. Me he alegrado mucho de encontrarlas porque así comparto con vosotr@s  este rico bizcocho del que tantas veces hemos disfrutado en casa, además se lo debo a una amiga( Pepi aquí lo tienes, más vale tarde que nunca, jajaja!!)


INGREDIENTES:  250 gr de zanahorias peladas,  50 gr de nueces peladas, 150 gr de aceite de girasol o de oliva sabor suave, 200 gr de azúcar, 4 huevos L, 250 gr de harina , 1 cucharada de canela en polvo, 1 sobre de levadura, 1 cucharadita de bicarbonato, una pizca de sal, 1 cucharadita de jengibre en polvo y mantequilla para untar el molde.
Para el frosting: 300 gr de azúcar glass, 125gr de mantequilla en "punto de pomada"(no derretida pero tiene que estar muy blanda), 125 gr de queso crema  tipo Philadelphia, una cucharadita de postre de aroma de vainilla

ELABORACIÓN: Precalentamos el horno a 180º. Batimos enérgicamente en una fuente honda los huevos con el azúcar, seguidamente echamos el aceite y batimos bien. Aparte picaremos en una picadora  las zanahorias y las nueces a nuestro gusto (yo las nueces las dejé algo mas grandecitas, para encontrármelas mejor). Después añadimos a la fuente del huevo, azúcar y aceite, las zanahorias y las nueces y mezclamos bien. Incorporamos la canela y el jengibre y seguimos batiendo. Por último añadimos la harina, la sal, bicarbonato y levadura(tamizados) y mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

 Echaremos la masa en un molde, preferiblemente desmontable, untado con mantequilla (yo además suelo ponerle papel de hornear en el fondo)  y meteremos en el horno unos 30 minutos, haremos la prueba pinchando en el centro con una varilla y si sale limpia estará listo, sino lo hornearemos unos minutos más (sin dejar de vigilarlo para que no se nos pase) hasta que la varilla salga limpia.
  
Este bizcocho se suele acompañar de un frosting de queso, que es sencillo de hacer y le da un toque especial a nuestro bizcocho. Mezclamos el azúcar glass con la mantequilla, cuando este bien mezclado añadimos el queso y la vainilla y seguimos batiendo con las varillas hasta que quede textura muy fina y sin grumos. Dejamos en la nevera al menos una hora antes de cubrir la tarta para que esté consistente. Podemos tintar el frosting del color que queramos, siempre que usemos el colorante en gel o en pasta.
Si no queremos hacer el frosting, simplemente podemos espolvorearlo con azúcar glass y también queda genial. Yo le puse el frosting en medio del bizcocho, después lo cubrí entero por fuera y usando unas obleas comestibles de Nueva York, le hice a mi hija una bonita y rica tarta de cumpleaños de su ciudad favorita!!!



Y a vosotr@s, que se os ocurre hacer con este rico bizcocho???

domingo, 20 de marzo de 2016

PATATAS A LA IMPORTANCIA

   Las patatas son de los alimentos que más juego dan en nuestras cocinas. Solas o como guarnición, al horno, fritas, cocidas, vapor....en fin, a mí me gustan de todas formas. Hoy os propongo unas patatas en salsa que están deliciosas. En internet hay muchas recetas de estas patatas, yo he seguido la versión de recetasderechupete


INGREDIENTES: 500 gr de patatas, 1 cebolla, 3 ajos, 2-3 huevos, azafrán en hebra, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de caldo de carne o de ave, aceite de oliva, harina, sal y perejil.

ELABORACIÓN: Batimos los huevos en un bol y ponemos la harina en un plato. Echamos aceite en una sarten y la preparamos en el fuego.  Pelamos las patatas y las cortamos a rodajas de centímetro y medio de grosor aprox.  las salamos y las pasamos por  harina y después por huevo batido. Las freímos en abundante aceite hasta dorarlas ligeramente  y las reservamos en un plato donde habremos puesto una servilleta de papel para absorber el  exceso de aceite.                                                                

 Picamos la cebolla y la pochamos en otra sarten con aceite a fuego medio hasta que se este transparente.  Picamos muy finos el ajo y perejil y los añadimos a la sartén junto a la cebolla. Dejamos freir hasta que se doren.

Incorporamos el caldo,el vino y el azafrán y dejamos reducir el alcohol hirviéndolo un par de minutos.

Echamos las patatas, con cuidado de no romperlas, a la olla y dejamos hervir 20-30 minutos a fuego bajo, moviendo de vez en cuando con cuidado de no romper el rebozado pero para evitar que se agarren al fondo de la olla.


  Espolvoreamos de perejil picado y servimos antes de que se enfríen, ya que si esperamos más de la cuenta, las patatas absorberán la mayor parte del caldo(como me pasó a mí la primera vez que las hice, ya lo véis en las fotos, jejeje) las otras veces, serví más rápido y quedaron con una salsa muy rica.










 


sábado, 5 de marzo de 2016

BACALAO "ENSEBOLLAO"

     Así es como lo denomina la amiga que me pasó la receta. Es un plato muy oportuno para esta época del año, además ahora podemos encontrar un bacalao extraordinario en cualquier mercado o gran superficie. Esta receta me la pasó Paqui, que además de ser una buena amiga mía es mi compañera de trabajo. Os aseguro que este bacalao os va a encantar, es muy sencillo y económico, además de ser una de las típicas recetas que necesitan de un buen pan al lado,porque los platos quedan totalmente limpios.


INGREDIENTES: 4-5 filetes de bacalao, 1 kilo de cebollas blancas frescas, 1 lata de tomate frito casero (Hida) de 1/2 kilo, 5 dientes de ajo, unas rebanadas de pan del día anterior, 1 pastilla de caldo de carne(avecrem), cominos, pimentón, azafrán en hebra, harina, aceite de oliva (mejor virgen extra),

 ELABORACIÓN: Freiremos los filetes de bacalao enharinados y reservamos.


Después freímos los ajos con el azafrán y los echamos al mortero. En ese mismo aceite, echamos la cebolla muy picada junto a 1/2 pastilla de caldo.


Mientras, en el mortero, machacaremos los ajos  junto a los cominos(pocos), azafrán y la 1/2 pastilla de caldo que nos quedaba.

Añadimos también al mortero un par de rodajas de pan remojado en agua y bien escurrido y majamos bien(las rodajas serán del tamaño de una barra de pan normal).


Cuando esté empezando a transparentar la cebolla, echaremos el tomate frito(podemos usar otra marca, pero os aseguro que con este tomate la  receta sale espectacular) y un poquito de pimentón, movemos bien hasta integrarlo y dejamos sofreír a fuego medio. 


Añadimos el contenido del mortero y mezclamos bien para que nos quede una salsa homogénea. Probaremos para rectificar de sal y por último incorporamos el bacalao, con la piel hacia arriba a la olla y damos un hervor a fuego medio-bajo para que el pescado tome el sabor de la salsa.


Para acompañar, le va de lujo freír unos pimientos verdes y unas patatas a cuadritos. Gracias Paqui por tan buena receta y a vosotros, espero que la probéis....ya me contaréis, ya...






domingo, 31 de enero de 2016

RISOTTO FRUTTI DI MARE

   Este arroz  me garantiza un final feliz con platos totalmente rebañados y la satisfactoria pregunta de mi peque de "....¡a quedado más?" Sencillo, con pocos y asequibles ingredientes además de requerir poco tiempo en la cocina.....qué, ¿os animáis?


INGREDIENTES(4 PERS.): Arroz arborio (especial para risotto), 1 cebolleta, 1 cucharada sopera de tomate frito, calamares en aros(yo usé unos 8-9 aros grandes), 10 langostinos, 10 gambas, 8 vieiras, 12 mejillones, 16 almejas, sal, raspas y cabezas de pescado para hacer el caldo junto a las cabezas y cáscaras de las gambas, mantequilla y queso rallado.

ELABORACIÓN: En primer lugar pelamos las gambas y las reservamos. Las cáscaras las introducimos en una olla junto a las raspas de pescado y el agua para hacer un fumet(no lo tendremos cociendo más de 20 minutos) después lo colamos. Aparte picamos fina la cebolleta y la sofreímos en la sarten con un poco de aceite de oliva.

En otro cazo con muy poca agua, abrimos los mejillones y las almejas y los reservamos junto a los calamares (que habremos cortado a cuadraditos), las gambas y la carne de vieira, el agua de la cocción la añadimos al fumet. Cuando la cebolleta empiece a dorar, echamos la cucharada sopera de tomate frito y mezclamos bien.


Añadimos los calamares troceados y las gambas y sofreímos.



Después añadimos el arroz arborio y rehogamos durante más o menos un minuto. Añadimos un par de cazadas del fumet templado, nunca frío. Para ello pondremos en otro fuego a temperatura baja el fumet y añadimos poco a poco al arroz (hasta que no absorba el que le hemos echado, no le añadimos más). Moveremos muy a menudo, para que no se nos pegue. Iremos probando el arroz y rectificaremos de sal. Cuando casi esté hecho el arroz, añadimos los mejillones y las almejas, aunque yo eché las almejas con la concha os recomiendo que mejor echéis las almejas y mejillones sin la concha.
Cuando el arroz esté tierno, retiramos del fuego y le añadimos un poquito de mantequilla y espolvoreamos de queso rallado(mejor parmesano), tapamos la olla y dejamos reposar unos minutos.
Mientras el arroz reposa pondremos una sarten al fuego con una pizca de aceite y pasaremos la carne de vieiras a la plancha(las mías eran congeladas), una vez servidos los platos las pondremos por encima. Ya sólo nos queda servir inmediatamente y disfrutar de un plato sencillo y muy rico!!









sábado, 16 de enero de 2016

CROQUETAS DE COLIFLOR AL CURRY

     No hace mucho tiempo que probé estas croquetas en un restaurante cercano y me encantaron. Desde ese momento, cada vez que cocinaba coliflor en casa, reservaba una poca para hacer pruebas a ver si daba con algo parecido a esas croquetas que tanto me gustaron, hasta que un día por casualidad dí con unas muy muy parecidas a las del restaurante. Desde entonces las hago de vez en cuando y tengo que decir que nos encantan. No os pongo cantidades exactas porque va en gustos, pero os animo a probarlas......


      INGREDIENTES: Coliflor(yo usé media), curry, leche, harina, huevo, pan rallado, sal y cebolla(yo usé poca, menos de media. No tengo claro si las originales la llevan, pero le da buen sabor)

      ELABORACIÓN: Primero cocemos la coliflor en agua con sal(podemos añadirle laurel pero en este caso no me gusta echarle) sin dejarla demasiado blanda. Cuando esté cocida, la escurrimos y machacamos con un tenedor hasta dejarla en la consistencia deseada.



Picamos muy muy fina la cebolla y la pochamos en un poco de aceite con una pizca de sal, cuando esté bien blandita añadimos con una cuchara la harina poco a poco, mezclando bien para que no se formen grumos y para que no sepa a cruda(echaremos la cantidad que admita para no quedar demasiado seca, yo eché dos cucharadas grandes). Cuando esté bien integrada echaremos la leche también en pequeñas cantidades y mezclando bien(la que admita hasta que quede una bechamel cremosa). Dejamos que se enfríe pasándola a una fuente.

Una vez  fría le añadimos el curry a nuestro gusto(no conviene abusar o anulará el sabor de la coliflor) y mezclamos bien, hasta integrarlo en la bechamel. 

Volvemos a pasarla a una sartén y a fuego medio-bajo, le añadiremos la coliflor reservada, hasta conseguir una masa homogénea. Dejaremos al fuego, sin parar de mover hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén.


Dejamos enfriar apartada del fuego y formamos las croquetas.


 Pasamos por harina, huevo y pan rallado y ya tenemos las tendremos listas. Podemos congelarlas o freirlas y disfrutarlas al momento.

En el restaurante me las pusieron con un poquito de mayonesa encima de cada una. probadlas porque están deliciosas!!!